La Dekonstrucción

Pobladores armados de San Juan Huexoapa, municipio de Metlatónoc, irrumpieron en la comunidad de Tierra Blanca, municipio de Cochoapa el Grande, matando a tres personas, quemando casas y vehículos, sitiando el pueblo y llevándose los cuerpos de las tres personas que asesinaron; estos hechos, derivados de conflictos agrarios.

Hasta la noche de ayer jueves, según reportó el periodista Javier Valente Blanco, la presidenta municipal de Cochoapa el Grande, Edith López Rivera, informó que había mujeres, niños y hombres heridos así como personas desaparecidas.

Tras lo ocurrido, la policía municipal resguardó la comunidad mixteca de Tierra Blanca pero, la presidenta municipal señaló que no era suficiente e indicó que envió oficio a los gobiernos estatal y federal solicitando apoyo para seguridad, sin obtener respuesta.

Habitantes y autoridades municipales de la localidad de Tierra Blanca, condenaron los hechos y pidieron la presencia urgente de cuerpos de seguridad para garantizar la vida y la seguridad de los pobladores en esta zona na savi de la Montaña de Guerrero. “Que venga la Guardia Nacional, la Policía Estatal o al Ejército”, demandaron.


Los conflictos agrarios o comunitarios han aumentado en la Montaña de Guerrero. Por ejemplo, se dio a conocer el conflicto entre habitantes de comunidades de Malinaltepec y el poblado de Alacatlatzala; pertenecientes al municipio de Malinaltepec, el cual está en aparente pacto de no agresión tras diálogo de las partes.

Por otra parte, se registró el acto de violencia en la comunidad de San Vicente Amole, municipio de Copanatoyac en donde 7 habitantes de dicho pueblo fueron asesinados y una persona de la contraparte, al parecer integrante de un grupo de supuestos policías comunitarios del municipio de Zapotitlán Tablas. Tras 4 días de ocurridos los hechos, autoridades de seguridad y la Fiscalía del estado, la Guardia Nacional y el alcalde de Copanatoyac, acudieron, incluso con helicóptero, para buscar a los habitantes que permanecían desaparecidos sin obtener resultados, siendo habitantes de Amole quienes encontrarían los cuerpos de las personas que fueron asesinadas.

Con información de Javier Valente Blanco.