Sergio Ferrer

La diputada Erika Valencia presentó dos iniciativas de reforma de ley que plantean para la designación de Jueces o Magistrados en Guerrero que uno de los requisitos sea: No ser pariente por afinidad o consanguinidad de ningún magistrado o juez en funciones hasta el cuarto grado.

Ambas propuestas tiene como finalidad que ya no haya más nepotismo en el Poder Judicial, “no más hijos, parejas, padres, sobrinos, tíos, cuñados, nueras, suegros de magistrados… ni nepotismo ni herencias”, señaló la legisladora.

Un antecedente que dio origen a estas iniciativas es que el 15 y 20 de marzo de 2019, magistrados y jueces del Tribunal Superior de Justicia de Guerrero beneficiaron a familiares y amigos con 9 plazas de jueces de control y 4 de jueces de ejecución penal. Además de que nunca se informó la razón de la no asignación de las otras 7 plazas restantes.

Las iniciativas de la diputada de Morena en representación del Distrito 27, que promueven adiciones a la Constitución Política del Estado de Guerrero y a la Ley Orgánica del Poder Judicial del estado, fueron turnadas a la Comisión de Estudios Constitucionales y Jurídicos y de Justicia, para su análisis y emisión del dictamen correspondiente.

Erika Valencia Cardona