Luego de que los cuerpos de dos comuneros que fueron privados de su vida fueran localizados en inmediaciones del crucero del municipio de Malinaltepec, el contexto de violencia derivado del conflicto agrario entre comunidades de dicho municipio, lo ha convertido en un foco rojo que debe tratarse de manera integral.

En Facebook circularon durante los últimos meses, videos donde se escuchan disparos y descargas al aire en distintos horarios. También, un video de presunta amenaza de un hombre con un arma larga que asegura ser de Alacatlatzala, así como discusiones en redes sociales que mostraban parte de la gravedad del conflicto entre habitantes del núcleo agrario de dicho municipio y habitantes de la comunidad na savi de Alacatlatzala.

Los cuerpos arrojados al monte y que a decir de versiones de medios locales estaban semi enterrados desde hace días, serían de Álvaro Castañeda Mendoza y Juan Castañeda Cano, vecinos de Alacatlatzala, luego de un enfrentamiento que habría dejado un muerto de nombre Hilaro Cano Bonilla y siete lesionados que habrían acusado del ataque a presuntos comuneros de Malinaltepec y su comisariado Sebastián Ramírez quien fue alcalde dicho municipio.

Peritos de la Fiscalía se llevaron los cuerpos en bolsas blancas a Chilpancingo para realizar la necropsia en el Semefo de la capital ya que no existe uno para la Montaña. A pesar de que las partes fueron convocadas a reuniones en la capital y se lograron tres pactos de agresión estos no fueron cumplidos por las partes ni habrían sido vigilados por cuerpos de seguridad.

Según información obtenida, un grupo del municipio habría acudido a la Ciudad de México para establecer un plantón para solicitar seguridad e intervención del Gobierno de México en la zona de conflicto logrando al parecer reunirse con funcionarios de la Secretaría de Gobernación federal.

Previamente, vecinos pedían seguridad lo que atrajo a que acudiera la Guardia Nacional sin embargo hubo un altercado con vecinos de Malinaltepec que denunciaría el comisariado de Bienes Comunales, Sebastían Ramírez en su Facebook, sobre presuntas arbitrariedades:

4 de noviembre: “No se vale que ahora si la Guardia Nacional, el Batallón 93o de Tlapa y la Policía del Estado, la ministerial estén hostigando, amenazando a las familias que viven en El Mesón y en La Ciénega. A tiempo informé y solicité la seguridad pública

Ya basta, el Núcleo de Malina ya no se va a dejar y Responsabilizo al Gobierno del Estado, a la Federación y al Municipio!!!! Por su inacción y apatía ah llevado a que muchos pueblos se confronten!!!”.

En medios locales hubo la versión de que el comisario de Alacatlatzala, Zenaido Cano, habría advertido que no acudirán a dialogar con funcionarios estatal ni federales sobre el conflicto agrario. “No podemos sentarnos a negociar sobre el conflicto de tierras porque se ahí se derivó la masacre”.

En contexto del conflicto se conoció que días antes comuneros de Malinaltepec habrían retenido a abogados del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan durante algunas horas, liberándolos finalmente.

El 12 de noviembre, Sebastían Ramírez, escribió:

Desde el Núcleo agrario de Malinaltepec por este medio hago responsable a Zenaido Cano Galindo y a su pseudo abogado Jesús Escobedo González por los hechos lamentables de las muertes de su propia gente y de los heridos. Donde culpan a mi persona y a los comuneros de Malinaltepec, mismo que desconozco y rechazo tales acusaciones. En primera por que siempre busque el diálogo por la via conciliatoria donde invité a participar a la Diocesis de Tlapa y Tlachinollan con el firme propósito de prevenir cualquier acto violento por la via de la concientizacion, y segundo siempre solicite la presencia de una base permanente de la Guardia Nacional, al Batallon 93 con sedeTlapa y la Policía Estatal del gobierno del estado en la zona de conflicto (El Mesón, San Antonio, Encino Roble, Sitio Moran y Plan de Natividad y la Magueyera). Para lo cual contamos con las evidencias documentales de dichas reuniones de trabajo.

Por eso, ante la desesperación de Zenaido Cano de andar diciéndo mentiras y calumnias en los medios en contra de mi persona para lavarse la cara ante los familiares de los caidos y lastimados, lo responsabilizo de manera inmediata de lo que pueda ocurrir a mi persona asi como de cualquier vecino o comunero de Malinaltepec….

ANTE ESTO SE MANTIENE UN PLANTON EN LA CD. DE MÉXICO EN LA SECRETARIA DE GOBERNACION HASTA QUE SE ESTABLEZCA LA BASE O CUARTEL PERMANENTE DE LA GUARDIA NACIONAL EN LA ZONA EN CONFLICTO.

Tambien por este medio exigimos se haga Justicia conforme a derecho para que muy pronto encontrar una solución de Raíz a la Problemática Agraria que llevan mas de 50 años.

Invito al Núcleo Agrario de Malinaltepec y como siempre lo he hecho, a guardar la calma y Serenidad para que las autoridades e instituciones federales y del estado hagan su trabajo. No caigan en provocaciones, porque queda claro, los falsos lideres de Alacatlatzala tiran la piedra y esconden la mano.

El 6 de noviembre, el Gobierno estatal informó que el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, revisó la situación en los municipios de Tepecoacuilco y Malinaltepec donde se presentan agresiones entre habitantes por conflictos agrarios, mismos que serán atendidos por la Federación y principalmente por la Procuraduría Agraria pues es su facultad y así reducir riesgos de violencia por disputa de tierras.

En tanto, el nuevo Delegado Federal en Guerrero, Iván Hernández Díaz, informó que, a petición del Gobernador Héctor Astudillo, este viernes se llevará a cabo una reunión de trabajo con la Procuraduría Agraria para revisar el conflicto agrario de Malinaltepec y evitar mayor confrontaciones que pongan en riesgo la vida de los pobladores.

En mayo, Alacatlatzala denunció que habitantes de Malinaltepec invadieron mil hectáreas de las 3 mil 376 que están en litigio, argumentaron que allí fundaron algunas colonias que les impiden llegar a sus terrenos por eso surgió una balacera.

El 12 de mayo por la noche, se habría reactivado el conflicto con balaceras de Alacatlatzala hacia Malinaltepec. Teniendo en respuesta que al ir a juntar rastrojo los de Alacatlatzala, unas 80 personas armadas de Malinaltepec los habrían recibido a balazos. También hubo denuncias por la quema de viviendas de lámina por parte de comuneros de Alacatlatzala.

El conflicto lleva ya 55 años. Se ha notado la ausencia del presidente municipal en la mediación del conflicto así como en su momento de funcionarios del Gobierno de México en el estado.