San Miguel Totolapan, Gro., 17 de noviembre de 2020. El senador por Morena, Saúl López Sollano, lamentó que a la gente de la sierra se les criminalice por la siembra de enervantes que se registra en la región, anunció que promoverá una iniciativa para legalizar la producción de amapola con fines medicinales.

“Si la gente siembra amapola de manera ilegal no es porque quiere sufrir, es porque tiene necesidad; eso se va a acabar y lo vamos a legalizar aunque digan los fifís que voy a apoyar a la delincuencia, ustedes no son delincuentes, yo no estoy reunido con delincuentes, estoy reunido con ciudadanos trabajadores que trabajan de sol a sol y con ustedes es el compromiso, no con los malos, con ustedes”, expresó.

López Sollano adelantó que esta semana, el Senado de la República discutirá la regulación integral de la mariguana, y consideró necesario que también se presente una iniciativa en torno a la amapola.

“Van a decir que este senador está fomentando la drogadicción, pero no señores, la amapola es para cuestiones médicas, para que no tengamos que importar la morfina, que sirve para controlar el dolor, porque si lo importamos cuesta millones de dólares”, expuso.

Señaló que esta podría ser una alternativa para mejorar la economía de la región y a su vez, para impulsar la industria farmacéutica nacional.

A lo largo de tres días, Sollano visitó las localidades de Toro Muerto, Coronilla, Linda Vista y Campamento, pertenecientes al municipio de San Miguel Totolapan, donde escuchó el sentir de la población.

“Yo estoy a favor de la amapola como medicamento y por eso voy a promover la iniciativa”, anotó el legislador guerrerense. 

El legislador realizó una gira de trabajo por varias localidades de la sierra, como parte de los diálogos legislativos que sostiene con los guerrerenses de manera permanente. 

Refirió que él es originario de esa región y por ello, conoce y entiende la marginación, la pobreza, la falta de oportunidades y la carencia de necesidades básicas. 

Dijo frente a campesinos y pobladores, que es necesario garantizar que la gente de la sierra tenga acceso a la educación, salud, vías de comunicación dignas y oportunidades económicas para llevar sustento a sus hogares.