Con el temor de no cumplir con el sobrepeso requerido, jugadores de futbol participan en el segundo ‘Torneo de Gorditos’ en la ligar Aerogol Star en Chilpancingo.

Dassaev Téllez Adame. Texto y fotos

Chilpancingo, 1 de agosto. – Con un mínimo de 20 kilos de sobrepeso, jugadores de 10 equipos de fútbol de Chilpancingo, participan en un torneo de fin de semana denominado ‘Torneo de Gorditos’, donde cada participante es medido y pesado para evitar que ingresen personas que no cumplan con estos requisitos.

Además, a diferencia de un torneo «normal», no existe un campeón goleador, sino un ‘campeón bajador’, que es para el gordito que más peso pierda durante el torneo.

Este es el segundo torneo con esta modalidad, misma que se ha ido adaptando para darle una mejor jugabilidad y que los equipos se sientan cómodos, evitando tener jugadores que no cumplan con las condiciones que se han ido interponiendo por parte de los organizadores y de los representantes de los equipos.

Por lo que ahora, el mayor temor de cada jugador que asiste a los encuentros es que no llegue a los estándares de peso y que la báscula marque un peso menor al permitido.

El presidente de la liga ‘Aerogol Star’s’ y árbitro de estos encuentros, Jesús ‘Panda’ Rosas Gatica, dijo que el inicio de esta liga surgió de un juego con su compañero y socio Alfredo Romero, con quien organizaron un pequeño cuadrangular.

Compartieron la convocatoria en redes sociales, pero en lugar de 4 equipos, llegaron 6, por lo que ampliaron esta invitación, llegando a tener 14 equipos en su primer torneo.

“Se ha ido mejorando, no somos perfectos, pero tratamos con los equipos de decirles cuando no cumplen el peso, invitándolos a buscar más jugadores que sí cumplan con el peso, hemos ido mejorando, lo que nos motivó fue el agarrar un reto de adelgazar, bajar de peso y con estos partidos lo iríamos logrando”, argumentó.

Dijo que, gracias a esto, los 14 equipos, se convirtieron en 23, llegando a tener selecciones de ‘gorditos’ de Petaquillas y Zumpango.

Pero, dado que muchos comenzaron a traer cachirules que no cumplían con el peso, se implementó la regla de un mínimo de 20 kilos arriba de tu peso ideal.

“Siento que comenzamos a tener más impacto porque aquí los que jugaban eran los gorditos que, en los equipos de primera o de segunda fuerza, siempre el gordito es el que juega los últimos diez minutos o a lo mejor los primeros 5, llegan sus jugadores buenos y los sacan…aquí el torneo está especializado para el gordito”, relato.

Indicó que, gracias a esto, comenzaron a recibir más visitantes quienes acudían solo a ver los partidos, por morbo de ver las cualidades que tenían los jugadores.

Explicó que, a diferencia de los torneos regulares, en esta liga no se premia al campeón goleador, sino al campeón bajador, por lo que han innovado este premio, porque se le otorga al jugador que haya bajado más kilos durante el torneo.

Recordando que, en su primera justa, el jugador premiado entró con 30 kilos de más y logró bajar 14.800 kilos en casi 4 meses, tiempo que dura el torneo regular, liguilla y finales.

Actualmente, el jugador que va encaminado a llevarse este premio, ingresó con 32 kilos y, en el primer mes de este torneo, ha bajado 10 kilos, dado que ha complementado su participación en el torneo con un reto fitness.

Esta cancha, se encuentra ubicada al sur de la capital, al interior de la ex hacienda Tepango, entre las colonias Balcones de Tepango y Villas Parador, los partidos tienen una duración de 20 minutos por tiempo y con dos tiempos fuera, cambios ilimitados y con 6 jugadores por equipo (incluyendo al portero).