Manifestantes indígenas que se encuentran en plantón en el zócalo de Acatepec, acusaron al nuevamente diputado federal, el perredista Raymundo García Gutiérrez, de ser la persona que no permite que se desarrolle adecuadamente el proceso para la instauración del Banco del Bienestar del Gobierno de México.

La situación tiene que ver con los trámites y autorizaciones que tanto el ayuntamiento como el comisariado de bienes comunales deben de dar para la construcción del Banco, los cuales “no se han realizado por instrucciones de García Gutiérrez”, dicen ciudadanos del municipio. 

Según pobladores, tras difundirse en videos en redes, los altercados en los alrededores del ayuntamiento, informaron que tuvieron reunión con dependencias de la cual hay una minuta que indica que el próximo 6 de septiembre, dependencias y la Sedena acudirán a revisar el predio. Les pedían levantar el plantón pero la comisión que asistió en Chilpancingo retornó para preguntar a la asamblea, que se compone de unas 600 personas, delegados y comisarios, segun dijeron, los cuales acordaron seguir en plantón exigiendo que sea lo más pronto posible la verificación y autoricen el predio que el pueblo quiere donar, ubicado en el zócalo con calle Morelos.

“La gente metió mano de obra, ya se hizo el trabajo, está parejo el piso, es la propuesta que se respete el trabajo de la gente”, apuntó uno de los manifestantes tras refutar la versión del presidente del comisariado de bienes comunales dada a algunos medios, quien dijo que será el banco en su oficina, a lo que fundadores del pueblo se oponen ya que es el único espacio para los bienes comunales además de que el lugar es pequeño.

Como antecedente, el ex servidor de la nación, Bernabé Vázquez, en 2019 llevó la información del nuevo banco a lpresidente y al entonces comisariado, pero no tuvo respuesta, fue así que convocó a los beneficiarios para buscar terreno, los fundadores saben donde dejaron terreno así que con el comisariado de ese entonces, se fijaron tres predios, uno no daba las medidas, otro decían que no porque se haría el mercado, hubo otro predio pero cuando vino Sedena para la construcción no pasó porque no reúne los requisitos. Sedena fijó fecha. Se convocó a asamblea este 2021. En la segunda asamblea, el propio Comisariado autorizó que se donara una parte de 20×20 y que el pueblo trabajara, pero luego, al entregar el acta se echó para atrás. 

Existe una versión de que la construcción del banco afectaría el cobro de rentas a sucursales de bancos comerciales que se encuentran en la cabecera municipal del municipio con mayoria de población méphàà.